BIOMAGNETISMO

TERAPIA DE BIOMAGNETISMO

El Biomagnetismo es un sistema terapéutico desarrollado por el Dr. Isaac Goiz Durán a partir de 1988, en que se utilizan parejas de imanes con diferentes polaridades para tratar parásitos, bacterias, hongos y virus.

A través del un diálogo binario corporal (extensión-contracción) el terapeuta entra en comunicación con las células corporales de la persona, para determinar la región biomagnética que se encuentra en estado disfuncional y que ha sido invadida por elementos patógenos.

A partir de esto, por medio de imanes, se tratan los puntos para restablecer el equilibrio tanto biomagnético (frecuencias celulares), como bioquímico (PH, neurotransmisores, neuroreguladores, hormonas y enzimas).

Hablamos entonces de Biomagnetismo Holístico, poniendo especial énfasis en la unidad del cuerpo humano dentro de su diversidad y su diversidad dentro de la unidad, considerando no solo a los virus y bacterias, hongos o parásitos como causantes de los padecimientos, sino al terreno biológico que los sustenta.

Desde esta perspectiva, se considera la importancia del “terreno biologico”, como uno de los factores más importantes en el tratamiento de los padecimientos. Con los pares biomagneticos ayudamos al organismo para que, en su gran sabiduría, recupere su máximo equilibrio funcional (homeostasis) y el cuerpo mismo encuentre los medios para eliminar aquello que por alguna razón le estaba dañando.

El “limpiar el terreno” implica la no proliferación de los organismos patógenos que en exceso son nocivos en la salud humana. Lo que los campos magnéticos generan, es que el terreno biológico recupere sus capacidades de autor regularse y recuperen su pH adecuado (±7.2) para la sangre, sudor, lagrimas, y el pH apropiado para cada uno de los órganos del cuerpo humano.

Colocando imanes en la polaridad y posición requerida, se ceden electrones a la célula afectada inhibiendo de este modo la producción de radicales libres, que en términos generales provocan el envejecimiento celular y los problemas de salud en nuestro cuerpos, por lo que la terapia de imanes aplicada correctamente, trabaja en la misma dirección de la naturaleza, es decir, que el organismo humano recupera su capacidad de autorregulación y autoeliminación de aquello que le está dañando.

El Biomagnetismo es compatible con cualquier otra forma de terapia (homeopatía, naturopatía, Flores de Bach, etc.) y también puede utilizarse simultáneamente con tratamientos alopáticos tradicionales.